Herramientas Big Data – El mundo en un clic

Es cierto que hoy día se tiene acceso a una ingente cantidad de información, gracias al acceso a Internet que ha hecho público un sinfín de datos. Sin embargo, todo ello tiene que ser debidamente procesado para ser utilizado de forma conveniente, y eso es lo que pretenden facilitar las herramientas Big Data.

Se trata de un recurso para digerir datos de distintas fuentes, y que al mezclarlas se puedan inferir posibles patrones que contribuyan con nuestros planes estratégicos. Es decir, hoy día se está trabajando mucho en base a descubrir los gustos y preferencias del público objetivo, de tal manera de persuadirlo atinando a sus intereses.

Las herramientas de Big Data van capturando el comportamiento de los cibernautas, por ejemplo, el tipo de búsqueda que realizan en los motores, las compras que hacen online, los foros a los que pertenecen, en fin los trayectos que recorren. Pero recabar y, sobre todo, analizar esa información no es tan evidente, por ello se hace necesario el uso de software inteligente que nos ayude a comprender ese universo de posibilidades.

 

 

¿Son tan maravillosas las herramientas Big Data como las pintan?

Este tipo de aplicaciones no es algo genérico, ni es un código que se pueda descargar de Internet como si se tratara de una app de juego. En efecto, estamos hablando de un trabajo especializado, aunque cuando ya lo tenemos en nuestras manos, utilizarlo nos parezca intuitivo y fácil de adoptar.

En función de lo anterior, debemos ir con empresas especializadas, que tengan herramientas que se adapten a varios sectores, para que se ajuste adecuadamente al que pertenecemos. Que no sea algo que después no sepamos cómo aprovecharlo.

Es importante asegurarse de las condiciones de la contratación, el nivel de acompañamiento, las garantías de lo que nos ofrecen, ver casos de éxito. En fin, no dejarse llevar por promesas superficiales que nos impacten, pero sin hechos que lo demuestren.

Es conveniente adoptar nuevas tecnologías para mantenernos competitivos, no obstante, hay que estudiar también en qué invertimos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.